Siguen las repercusiones tras la denuncia de que ciudadano haitiano, que trabajaba como facilitador, vendía números de atención a sus compatriotas para agilizar su proceso de estadía en nuestro país.  La gobernadora Provincial, Macarena Pons, llegó a las dependencias de la PDI para presentar una denuncia por, presuntos, delitos de carácter penal. Sin embargo, descartó que haya algún funcionario involucrado en los hechos denunciados, pero dijo que era necesario interponer la acción judicial "para que se haga la investigación correspondiente a través del servicio que corresponde."


Chao jefe

En tanto, al principal protagonista de esta historia, el haitiano Saint Jean Fritz, de 23 años, ya no seguirá prestando servicios en la gobernación. Macarena Pons puntualizó que "él era un facilitador que prestaba servicios de una empresa externa al área de Extranjería. Por lo tanto, desde hoy (ayer) ya no está trabajando con nosotros porque no se le renovó su contrato".

Publicar un comentario

 
Subir