Carabineros puso a disposición de la justicia a tres antisociales que habían ingresado, durante la madrugada,  a las dependencias de la Liga contra la Epilepsia, ubicada a la altura del 557 de calle Chacabuco. Gracias a la activación de la alarma, los sujetos quedaron atrapados en el recinto. De esa forma, la policía los detuvo en los pasillos cuando intentaban huir con siete millones de pesos que mantenían en sus mochilas. La banda estaba integrada por dos delincuentes de Curicó y uno de Rauco, quienes habían ingresado luego de romper la reja de protección con una picota y un chuzo.

Otro golpe

En tanto, en horas de la tarde, a eso de las 16:20 horas, fueron detenidos dos individuos que habían entrado al departamento de Salud Municipal, ubicado a la altura del 925 de calle Carmen casi esquina con Camilo Henríquez. Carabineros manejaba la información de que los delincuentes ingresaron al inmueble tras forzar una ventana, situación que había sido registrada por la central de cámaras de vigilancia municipal. De esa forma, los funcionarios llegaron oportunamente al lugar y detuvieron “in fraganti” a los ladrones, quienes quedarán a disposición de los tribunales.



Publicar un comentario

 
Subir