Como es tradicional, el paso bajo nivel de avenida Freire colapsó y algunos automovilistas quedaron atrapados. Además, varias avenidas principales de la ciudad acumularon gran cantidad de agua, lo que dificultó el tránsito vehicular. Esa situación provocó mucha congestión y estrés entre los conductores, Escenas como esa se vieron en calles de barrios como El Boldo, Rauquén o Bombero Garrido, aunque se repitieron en algunas arterias del centro.

Sin luz

Durante la tarde se informó de algunos cortes de energía eléctrica, por ejemplo, en el sector de avenida España y Apumanque Además, un árbol se desganchó al interior de la Escuela Ernesto Castro. En el resto de la provincia hubo normalidad, salvo en Los Queñes donde hubo algunos desprendimientos de roca en el camino a La Montaña.





Publicar un comentario

 
Subir