Gracias a la gobernación Provincial de Curicó y el Rotary Club, una ciudadana ecuatoriana de seis años cumplió su sueño de tener una silla de ruedas que mejorará de manera considerable su calidad de vida. La madre de la niña agradeció el “regalo”, relató que en su país de origen jamás pudo conseguir una silla de ruedas para su hija y ahor a solo dos meses que está en Chile se logró la ansiada ayuda: “Yo llegué pidiendo ayuda, porque en Ecuador no me ayudaban mucho con la silla de ruedas, hice papeles y no me ayudaban, pero gracias a Dios encontré a la señora Doris, como un ángel que empezó a ayudarme y no imaginé que iba a coger una silla de ruedas para mi hija. Estoy feliz, me siento feliz, no me imaginé esto”, comentó emocionada Ecuasi Andalucía.



Compromiso

La gobernadora, Macarena Pons, se mostró muy satisfecha con la gestión realizada junto al Rotary Club. “Agradecer la constante disposición que han tenido con nosotros, siempre presentes, cuando necesitamos la ayuda ellos acá aportan con el programa más intenso que tienen ellos, o el más fuerte que es la entrega de sillas de ruedas y efectivamente hacerlo con menores, con mayores, con niños y en este caso nuevamente con un extranjero, porque efectivamente aquí a la Gobernación llegan muchos extranjeros, ahora si un chileno lo necesitara, también vamos a estar disponibles para ayudar”, indicó.


Publicar un comentario

 
Subir