“Hoy me pasó algo que me hizo sentir muy vulnerable. Fui al doctor por un resfrío y apenas entré al consultorio me pidió que me parara y me tocó entera, primero la guata, las piernas y al final me tocó el poto y me pidió que lo apretara, le dije que si era necesario a lo que me responde que no así que me hice a un lado para que dejara de hacerlo. Después para escuchar mis latidos puso el estetoscopio en su palma y su mano agarrándome el seno, le dije que me estaba poniendo incómoda y dejó de hacerlo pero al final me dijo tienes un cuerpo muy lindo como para no cuidarlo. Después de todo lo anterior, yo me sentí súper vulnerable y lo encontré demasiado patudo”. Esos párrafos son parte del relato de una joven, de 19 años, que denunció el hecho en la primera comisarìa de Carabineros. La mujer, identificada como C.V.U., siguió con sus descargos, donde esperaba que esas situaciones no sigan repitiéndose. “ Encuentro insólito que tengamos que ir ahora a médicos mujeres para que no nos pasen a llevar, que tengamos que vivir con miedo siempre porque nos puede pasar algo por ser mina, hay que ponerle un alto y dejar de normalizar estas cosas, lo que me pasó no debió haber pasado y punto”. Testigo de esta incómoda situación fue la madre de la joven, quien podría ser clave en esta causa contra el doctor, quien no quiso referirse a este asunto y quien tendría generalmente esa misma cuestionable conducta. De hecho, www.curicosincensura.com., se ha entrevistado con una docena de, supuestas, víctimas que tras la primera visita dejarlo de visitarlo, pero que nunca denunciaron al profesional, de iniciales S.E.A, quien tiene su consulta privada en un centro médico de calle Montt.


Investigación

Este delicado caso está en manos de la fiscal especializada en delitos sexuales, Carmen Manríquez, quien señaló que la, supuesta, víctima declaró el jueves recién pasado. La profesional del Ministerio Público dijo que hay que establecer  “cuál es la conducta desplegada por este profesional del área de la salud y si efectivamente es constitutiva de un delito, vale decir, si implica un acto que vulnera su libertad sexual”. Manríquez reconoció que es muy complicado comprobar un eventual ilícito. “Si no existió fuerza, intimidación, la víctima se encontraba en una situación en que voluntariamente había concurrido a un lugar y ella no tenía una incapacidad intelectual, la ley entiende que deben existir ciertos criterios que se deben cumplir de esa conducta para ser considerada constitutiva de delito, la cual debe ser de connotación sexual y de relevancia”, aclaró. La fiscal recordó que hace algunos años el médico en cuestión fue investigado por un caso similar.“Lo que sucede, efectivamente, es que tiene una denuncia del año 2013, pero no existe ninguna otra. Si la persona no denuncia a la Policía de Investigaciones, a Carabineros o a Fiscalía, el Ministerio Público de oficio no puede iniciar investigación. Requiere que la víctima tenga un interés en la persecución penal”, apuntó. 


Gremio

Sobre este caso consultamos al presidente del Colegio Médico de Curicó, Francisco Zuñiga, quien informó que no hay ninguna denuncia formal en contra del doctor aludido en esta nota. Por eso mismo, dijo que si hay personas que se han visto afectadas deben denunciarlo. “No tenemos ninguna denuncia formal dentro del colegio. Nosotros recibimos algunas veces denuncias de nuestro usuarios y cada una de ellas son investigadas por nuestro comité de ética que determina que trazas de culpabilidad puede haber reales y si es así se hace el traspaso a los medios legales formales, es decir, fiscalía. El profesional precisó que siempre investigarán eventuales delitos de sus afiliados. “No intentamos ocultar o defender malas praxis, pero también debemos decir que, al igual que la justicia, creemos en la presunción de inocencia y sabemos que muchas veces pueden haber malos entendidos y creo que hay que hacer una investigación formal al respecto”, indicó.



Publicar un comentario

 
Subir