A través de un comunicado, las asociaciones de funcionarios de Curicó, Aprodap y Afutram, manifestaron su preocupación por la incertidumbre en que se encuentran las personas que trabajan en los servicios de urgencia (SAR Bombero Garrido, SAR Aguas Negras, SAPU Curicó Centro, SUR Los Niches y SUR Sarmiento) ante la propuesta de la dirección comunal de Salud de disminuir e incluso eliminar las asignaciones que reciben por la labor, como también el desconocimiento de las condiciones laborales de su desempeño para este año 2019.

Molestia

Los gremios señalan que "la preocupación se hace mayor toda vez que los excelentes equipos de profesionales dedicados a la labor de urgencia se alejen de nuestros establecimientos frente a esta incertidumbre, que se ha visto a lo largo de los últimos años, rebajando periódicamente sus remuneraciones, incumpliendo fechas de pago y condiciones laborales establecidas y ofrecidas, incorporando cláusulas que solo perjudican la continuidad de la atención, sumado a esto la solicitud de remover y / o disminuir una asignación legalmente otorgada".

Llamado

En el documento, los funcionarios emplazan a las autoridades. "Hacemos un llamado al alcalde, concejo municipal y dirección comunal a reconocer la entrega y compromiso por parte de los funcionarios de urgencia sabiendo que a este nivel se entiende la salud como un bien superior que debe trascender a todo interés político. Entendemos además que los equilibrios en salud son frágiles, y que nuestros representantes sabrán manejar la situación de manera tal de garantizar la continuidad de la atención y gestionar de manera eficiente".


Publicar un comentario

 
Subir