Luego del cierre de la empresa Iansa, el Gobierno comprometió ayuda. En ese contexto, el Intendente Regional, Pablo Milad, encabezó la entrega de 135 millones de pesos a los remolacheros de la provincia de Linares para ser usados en inversión y capacitación. La máxima autoridad del Maule precisó que el dinero se puede usar para tecnificación y maquinaria con un monto tope de 3 millones 400 mil pesos.


Seguir buscando

Si bien la ayuda entregada es importante, el propio Intendente reconoció que "es un problema que no termina acá y seguimos buscando otras alternativas en pos de ayudarlos".  Habrá que esperar otras soluciones, pues el cierre de la planta procesadora de azúcar dejó a cientos de trabajadores a brazos cruzados.

Publicar un comentario

 
Subir