El presidente de la comisión de Infraestructura del concejo municipal de Vichuquén, concejal Ernesto Bravo,  señaló que se encontraron con una situación que no esperaban en el sector de Punta del Barco, donde pedían una playa pública. "Fue como si hubiera estallado una bomba. Una playa que tuvo el municipio por décadas y nos encontramos con la sorpresa que entregó la Dirección de Obras el certificado para que Juan Pablo Santiago pidiera la concesión marítima de esa porción de agua", se quejó. Según la autoridad, se está hipotecando el futuro de varias generaciones. "Nosotros estábamos solicitando más menos como 50 metros lineales de una playa que por décadas la tuvo el municipio y la comunidad y los turistas querían tener un espacio porque la única playa pública que existe en el sector Paula que son  40 metros que están saturado", acotó.


Explicaciones

Ernesto Bravo precisó que llamó al alcalde de Vichuquén, Roberto Rivera, para pedirle explicaciones sobre la inesperada decisión. "Prácticamente no dijo nada. Como que él no sabía lo que estaba pasando en el municipio y que la Dirección de Obras había entregado ese certificado. Es algo increíble, pues el jefe directo es el alcalde, yo estuve como alcalde un período y sé cómo opera y nada pasa sin que uno no sepa", apuntó. La autoridad adelantó que recurrirán a la Corte de Apelaciones para que se ordene una orden de no innovar. "Vamos a luchar hasta el último", adelantó. En tanto, el concejal Exequiel Díaz se lamentó por la comunidad de Llico que verá truncada la posibilidad de tener una playa cerca. "Lamentablemente, nuestro alcalde a espalda de nosotros como concejo y de nuestra gente hizo esto con este vecino que hace poco que llegó al sector. El alcalde lo está respaldando con haberle otorgado el certificado, que era el único papel que le faltaba a Juan Pablo para presentar ante la Capitanía de Puerto de Constitución. Es lamentable por nuestra gente", acotó.



Publicar un comentario

 
Subir