En pocas horas se desvaneció la historia de la joven rauquina que desapareció en Tutuquén y que apareció en Mejillones. La fiscal de Curicó, Lucy Bustamante, confirmó que Maritza Bravo Loyola, de 25 años, siempre mintió y que deberá dar cuenta a la justicia. "El secuestro nunca fue. Por lo tanto, la Fiscalía en este momento abre una causa en contra de la señorita Bravo por el delito de obstrucción a la investigación", apuntó.


Siempre sola

La profesional del Ministerio Público agregó que "las pruebas que tenemos hasta ahora es que por lo menos allá llegó sola y sin presión alguna. Se quedó en el hostal en donde estuvo dos noches y siempre estuvo sola, según la versión de testigos". Ahora la Fiscalía seguirá recopilando pruebas para formalizar a la persona que tuvo de cabeza a las policías buscándola por cuatro días.

Publicar un comentario

 
Subir