Delincuentes fueron sorprendidos al interior del local de máquinas de juegos "Jugacri". Se trata de dos hombres, de 21 y 27 años, quienes habían ingresado por el techo del recinto tras hacer un forado. Para evitar que los detectaran, pintaron las cámaras de seguridad, cortaron los sensores y colocaron cadenas al interior de la puerta principal.

Detenidos

Sin embargo, los sensores cumplieron su tarea y llegó rápidamente personal de Carabineros de Molina, quienes detuvieron a los ladrones y recuperaron cerca de dos millones de pesos que habían sido sacados desde 44 máquinas que habían abierto.




Publicar un comentario

 
Subir