Esta mañana comenzó el juicio oral en contra de un hombre que arriesga hasta 17 años de cárcel de resultar culpable de violar a su nieta, entre enero de 2013 y febrero de 2015. Los hechos se habrían registrado en Santiago, donde vive el acusado y en la casa de la menor, ubicada en la población Santos Martínez de Curicó. La fiscal especialista de delitos sexuales, Carmen Manríquez, explicó que el testimonio de la víctima se realiza con los resguardos necesarios para evitar la revictimización.
"Declaran en una sala especial, equipada con sillas que están a su altura y la juez presidenta del Tribunal Oral en lo Penal se traslada  a esta sala", dijo. Agregó que a través de un micrófono el fiscal y el defensor le hace las preguntas a la magistrada que a su vez le hace las consultas a la niña.


ALTA PENA

La profesional del Ministerio Público explicó que hay agravantes para exigir una condena alta. "Se trata de un delito de violación de una menor de 14 años, él además es pariente de ella, por lo que existe una circunstancia de agravante, y cuando procedía a acceder a la niña, él estaba al cuidado de ella, por lo que se da una especial circunstancia de determinación de pena que impide que la condena quede radicada en el mínimo", apuntó. La profesional agregó que se solicitaron otras medidas accesorias como que no tenga contacto con la niña y que no haya a tener vínculos con otros menores.




Publicar un comentario

 
Subir