El Consejo Comunal de Seguridad Pública fue el escenario donde diversos actores políticos y sociales instaron a los parlamentarios a aumentar las condenas para los delincuentes, pues a su juicio, la comunidad siente que hay una "mano muy blanca" para quienes son detenidos debido a que muchos recuperan su libertad fácilmente. El alcalde de Curicó, Javier Muñoz, dijo que es bueno que todos los estamentos de la sociedad debatan sobre el tema y se sumó al pedido sobre incrementar las penas para los antisociales. "Muchas veces el trabajo policial se desarrolla, pero a veces sus esfuerzos son estériles porque los delincuentes entran por una puerta y salen por la otra. Eso hace que la gente pierda credibilidad respecto  a lo que es el sistema y finalmente no denuncia", apuntó.



Carabineros

El subprefecto de los Servicios de la Prefectura Curicó, comandante Juan Ulloa, se sumó al pedido de la gente común y corriente a tener mano dura con la delincuencia. En ese sentido, precisó que hay que endurecer las penas. "Nos encantaría también tener un respaldo legal que resguarde al carabinero. Todos los meses están saliendo efectivos lesionados porque para la ley lo mismo es tener una pelea de ebrios que causarle lesiones a un carabinero y el que se queda sin resguardo policial es la comunidad", indicó.


Publicar un comentario

 
Subir