El comercio de la Región del Maule es nuevamente víctima de peligrosos delincuentes. Ahora, tres antisociales perpetraron un millonario asalto a la joyería Labrín, ubicada en calle 1 Norte, en pleno centro de Talca. Los antisociales actuaron vestidos con overoles y sus rostros cubiertos, llevándose especies y dinero en efectivo tras amenazar a los dependientes con armas de fuego.

Escape

La banda huyó en un automóvil que abandonaron un par de cuadras más allá del recinto afectado. No hay que olvidar que esta joyería había sido asaltada hace cuatro años y en esa ocasión las pérdidas llegaron a los tres millones de pesos. Este hecho se suma al violento asalto registrado la semana pasada a una farmacia en Curicó.


Publicar un comentario

 
Subir