Por lesiones leves en el contexto de violencia intrafamiliar fue detenido un oficial de la policía uniformada, quien está a cargo de una unidad en la comuna de Curicó. Según el Ministerio Público, anoche el teniente se trasladó hasta la casa de sus suegros junto a su mujer en Molina. Pasada la medianoche, volvieron a su domicilio en el sector Santa Fe, donde la pareja habría tenido un altercado verbal que finalizó a golpes.

Los hechos

El fiscal Juan  Pablo Araya señaló en el control de detención, efectuado en el Tribunal de Garantía de Curicó, que el uniformado le tiró las orejas y le pegó unos puñetazos en los brazos a su mujer, la que constató las lesiones en el SAR de Aguas Negras. Sobre los cargos en su contra, el oficial rechazó los hechos, por lo cual no pudo haber un juicio simplificado como esperaba el Ministerio Público.

Medida cautelar

Luego de escuchar a las partes, el juez de Garantía, Enrique Omar Valenzuela, decretó que el acusado no puede acerque a la víctima y fijó para el jueves 26 de septiembre, a las 9:20 horas, la audiencia de preparación del juicio oral en esta causa.




Publicar un comentario

 
Subir