Si bien la amenaza no iba con un destinatario directo, la comunidad del Colegio Rauquén entró en pánico y comenzó a masificar el pantallazo del aludido mensaje que decía: "Mañana no vayan al colegio, no me haré cargo de tantos cadáveres, los cargadores van contados, los veo mañana. Derramaré la sangre de varios", todo acompañado de la imagen de un arma de fuego.

Calma

Uno de los sostenedores del Colegio Rauquén, Pablo Tello, confirmó que se hizo la denuncia a los organismos pertinentes. "Ante las versiones que han trascendido en las redes sociales, manifestamos que como unidad educativa, hemos hecho todo lo que corresponde a este tipo de situaciones. Ya se informó a Carabineros, PDI y a la seremi de Educación", apuntó

Mensaje ambiguo

El profesional llamó a la calma, pues la amenaza nunca fue dirigida a su recinto educacional. "Tranquilidad ante todo, pues en ningún momento se hace específico nuestro establecimiento educacional. Estaremos atentos para proteger el bienestar de nuestros alumnos, funcionarios, padres y apoderados", acotó.




Publicar un comentario

 
Subir