En el Juzgado de Letras del Trabajo de Curicó quedó radicada la preparación del juicio por los cargos de acoso laboral. El protagonista de esta historia es Luis Hernández Campos, de 35 años, profesor de inglés hace 10 años, donde los últimos cuatro se desempeñó en el Instituto de Innovación Tecnológica (Initec) Diego Portales, donde denunció vulneración de derechos y autodespido. “Sufrí acoso laboral en el Instituto de Innovación Tecnológica, Initec, Diego Portales. Mi caso se hizo público debido a un video que viralicé en redes sociales que no pensé que iba a tomar tanto vuelo”, recordó.
El profesional cree que los ataques responden a su orientación homosexual, los cuales eran encabezados por unos cinco compañeros de trabajo. “De parte de mis colegas sufrí de bromas reiteradas y lo más complicado fue el episodio de las trampas de ratones encima de mis objetos personales al regresar de las vacaciones de invierno del 2018”, contó.

 

Contra colegio

El profesor reconoce su orientación sexual, lo cual no justifica el bullying vivido. “Era un funcionario destacado y ganaba bien, pues es uno de los colegios mejores pagados aquí en Curicó. Además, mis jefes me tenían bien evaluados. Soy el sustento de mi casa, mi madre es una paciente postrada, mi hermana tiene fibromialgia, entonces, estamos los tres en una situación compleja”, advirtió.
Hernández puntualizó que la demanda está dirigida en contra del recinto educacional. “Es contra la corporación porque no se establecieron los protocolos para iniciar las diferentes denuncias que fui verbalizando a mis jefes.  Me auto despedí el 4 de julio y la resolución de esa investigación de 22 docentes que el director entrevistó finalmente resuelve que nadie vio o escuchó nada y que todo lo que me hicieron no fue intencional. O sea ya tenemos una contradicción porque si no vieron nada porque desmiente el hecho”, sostuvo.

 

Batalla judicial

Luis Hernández señaló que tenía cinco testigos para la causa que trabajan en el establecimiento, pero que no se atreven a participar en el juicio. Sin embargo, tiene una carta bajo la manga. “Tengo a una persona que trabajó  en el colegio y que tiene un cargo importante y otra persona que también fue hostigada laboralmente por el mismo director. Más mi hermana que estuvo presente cuando la sostenedora mi increpó delante del director por haber estado enfermo y haber dejado a los alumnos sin clases durante los días que estuve ausente. Existe una grabación de eso y la abogada la va a presentar como prueba si es que el juez la acepta”, apuntó. 








Publicar un comentario

 
Subir