En el marco del plan de erradicación de la Cannabis Sativa 2020, Carabineros de Licantén, en conjunto con personal del OS-7 de la institución, lograron la incautación de dos mil 243 plantas de marihuana en proceso de crecimiento, la que estaba ubicada en lugares de difícil acceso, por lo que debieron usar todos los recursos para poder dar con su ubicación. En ese sentido, el comisario de Carabineros de Licantén, mayor Gustavo Estrada, indicó que la droga estaba ubicada en el sector de Espinalillo en la comuna de Hualañé y que, a pesar de lo difícil del acceso, esta plantación contaba con un sistema de riego bastante tecnificado.
Denuncia efectiva
La autoridad policial destacó que este procedimiento se debió gracias a la participación de la comunidad, la cual realizó las denuncias de la existencia de esa plantación. Sin  esos datos de la gente, hubiese sido prácticamente imposible haber dado con el paradero del alucinógeno. De acuerdo a lo señalado por el mayor Gustavo Estrada, la cantidad de plantas incautadas equivalen a más de un millón setecientas mil dosis, las que traducidas en dinero ascendería a más de mil setecientos millones de pesos.


Publicar un comentario

 
Subir