Tal como se esperaba, el Tribunal Oral en lo Penal de Curicó determinó la culpabilidad de Francisco Javier Pinto Pino, de 55 años, por el delito de femicidio. El imputado le quitó la vida a su conviviente María Bernarda Cuevas Sandoval, el 9 de octubre de 2018. Ese día, el hombre degolló a su víctima en plena vía pública con un cuchillo de 32 centímetros de largo. El crimen se registró en calle Volcán Peteroa con Villa Los Andes, en la comuna de Romeral, donde el acusado atacó por la espalda a la mujer. La justicia fijó para el lunes 3 de febrero, a las 11:00 horas, la lectura de la condena para el acusado, quien arriesga cadena perpetua calificada, es decir, 40 años de cárcel sin beneficios.
Antes de conocerse el veredicto, el hombre dijo estar arrepentido del crimen y que actuó bajo los efectos del alcohol. "Lo cometí curado, sin embargo, igual era mi señora y todavía la echo de menos. Me va a perjudicar todo el resto de mi vida", sostuvo en estrado.

Conformidad

La fiscal Lucy Bustamente se mostró conforme con lo resuelto y aseguró que la prueba rendida, especialmente los testigos del hecho, hacen pensar que la justicia puede acoger la petición del Ministerio Público en cuanto a aplicar la condena más alta que establece el Código Penal.
La profesional recordó que acá no hay atenuantes que puedan beneficiar al acusado.
"Que se diga que exista algún tipo de colaboración por parte de él nos parece que no procede. En los nueve meses, como ya lo dije, no declaró y luego de eso espera que se rinda toda la prueba por parte de la Fiscalía y solamente después de eso dice lo que según él pasó", remarcó.
No hay que olvidar que luego de cometer el brutal crimen, el imputado escapó del lugar, pero fue detenido y golpeado por civiles que presenciaron el femicidio.



Publicar un comentario

 
Subir