Esta semana se iniciaron los peritajes en terreno para determinar cómo se originó esta emergencia que ha consumido alrededor de ocho mil quinientas hectáreas en la precordillera de Molina.
Los peritajes son encabezados por la fiscal Mónica Barrientos, quien solicitó la participación de especialistas de la PDI en este tipo de emergencias. De esa forma, llegaron al lugar detectives de Santiago, los cuales se sumaron a equipos de la región.
No hay que olvidar que el 9 de  febrero pasado, hubo una denuncia formal de un guardaparques de una empresa privada que se percató de la existencia de fuego al interior de un predio de pinos.


Búsqueda de evidencias

La profesional del Ministerio Público puntualizó que está trabajando con un equipo multidisciplinario para determinar quién o quiénes fueron las personas que iniciaron las llamas y el grado de responsabilidad que tuvieron en este hecho que puso en riesgo el Radal Siete Tazas.
La fiscal Mónica Barrientos señaló que está apoyada por efectivos de la Brigada de Investigación Criminal, peritos químicos y dos funcionarios de la Brigada Medioambiental.
"Se está trabajando en la búsqueda de evidencia y explicación respecto del origen de este fuego", acotó. No hay que olvidar que la persecutora precisó que se está frente a un trabajo de largo aliento, pero que espera avanzar en la investigación.



Publicar un comentario

 
Subir