Molesto está un grupo de habitantes de ese sector residencial de la comuna. A principios de semana, la empresa CGE realizó “cortes” en las palmeras debido a que provocaban problemas en los cables de alta tensión, lo que generaría inconvenientes en la entrega del servicio.
La dirigente Ana María Fuentes señaló que llevan muchos años soportando esa situación y que de una treintena de árboles, a su juicio, han matado 11. “Gradualmente, por varios años han tratado de eliminarlas. Este lunes podaron, cercenaron y talaron las palmeras con el único fin, que todos sabemos, que es matarlas”, se quejó. 



Solución

La vecina afirmó que con ese tema han perjudicado la imagen de la Villa Galilea. “Los vecinos se negaban al corte porque las palmeras son nuestro símbolo. Le da un plus a nuestra villa, pues tienen más de 20 años en el sector”, apuntó. Para Ana María Fuentes el conflicto se terminaría si la empresa CGE pone de su parte. “Las palmeras les tocan los cables de alta tensión, donde son más menos dos cuadras de cables que ellos se han negado a reemplazar, pudiendo hacerlo por cables forrados o  instalándolos bajo tierra”, dijo.



En regla

Tomando en cuenta la queja de los vecinos, consultamos en el departamento de Aseo y Ornato de la Municipalidad, donde señalaron que la única palmera protegida por ley es la “Chilena” y que la que está en la Villa Galilea es de tipo “Washington”. En ese contexto, los cortes que ha hecho la CGE estarían cumpliendo con la normativa vigente. Agregaron, desde esa repartición, que si a las palmeras “no le cortan el moñón no sucede nada, por lo que no se secan”. Además, que la empresa tiene que hacer ese trabajo porque de no hacerlo puede producirse una falla eléctrica provocando un accidente que podría afectar la integridad física de los mimos habitantes del sector.






Publicar un comentario

 
Subir