Anoche, en una maratónica audiencia que duró varias horas, el Tribunal de Garantía de Curicó decretó la prisión preventiva para el funcionario policial del retén Buena Paz de Molina, quien fue detenido ayer por estar involucrado en una peligrosa banda. En marzo pasado, al excarabinero se le incautaron 62 kilos de marihuana en el sector Los Coipos y además al momento de su aprehensión tenía un kilo 200 gramos más 280 municiones de distinto calibre.


Otros involucrados

También quedaron tras las rejas, por los tres meses que durará la investigación, otras nueve personas que fueron formalizadas por robos con violencia e intimidación, tenencia ilegal de armas y municiones, tráfico de drogas y la receptación de autos robados. Además, una mujer embarazada quedó con arresto domiciliario total y un menor en internación.




Publicar un comentario

 
Subir