Mal se inició el mes de junio en la puerta norte del Maule en relación al Coronavirus.
La primera mala noticia la entregó la seremi de Salud, Marlenne Durán, quien informó de la muerte de una mujer, de 84 años, de la comuna de Teno, quien dejó de existir en el Hospital de Curicó. Luego en la tarde, pasadas las 17:00 horas, la Municipalidad daba cuenta del deceso en el mismo centro asistencial de una vecina de Aguas Negras, de 79 años.

Suma y sigue

Con una hora y media de diferencia, se reportó la muerte de un anciano, de 96 años. Pero el día nos tenía preparada otra sorpresa. Pasadas las 22:30 horas, se reportó el deceso de un hombre, de 60 años, de Molina, quien también dejó de existir en el hospital curicano.

Malas señales

El alcalde de Curicó había adelantado la semana pasada que en junio se podrían registrar las primeras muertes de Covid-19 en la comuna. Incluso, dijo que mandó a hacer nuevas dependencias en el cementerio municipal, además, suspendió indefinidamente el funcionamiento de la Feria de Las Pulgas. Señales más que preocupantes.




Publicar un comentario

 
Subir