El protagonista de esta historia fue identificado con las iniciales L. M. A. E, de 32 años, quien fue sorprendido el fin de semana recién pasado transitando por la vía pública portando un permiso temporal falsificado. El sujeto fue fiscalizado en avenida Camilo Henríquez de Curicó, y al indagar sobre este permiso, se verifica que el código QR que mantiene no corresponde, no existe como permiso, el cual fue falsificado y adulterado.

A respetar normativa

El subcomisario de la Primera Comisaría Curicó, capitán Luis Aviles,  señaló que "es muy importante que la comunidad sepa que realizar o adquirir un documento adulterado, arriesga ser detenido por falsificación de instrumento público”. Por instrucción del fiscal de turno, el imputado fue detenido por la infracción al artículo 318 del Código Penal contra la Salud Pública.



Publicar un comentario

 
Subir