Los móviles de la Cooperativa Eléctrica Curicó (CEC) han mantenido su actividad en los distintos sectores en los cuales se encuentra presente -en Curicó, Teno, Romeral, Molina y Chimbarongo- no solo para atender las emergencias en el servicio, sino que también para entregar un aporte a aquellos usuarios que están siendo golpeados por el Coronavirus. “El rol de nuestra cooperativa es entregar servicio eléctrico, ese es el principal rol, pero ante esta situación que nos afecta a todos, no podemos quedarnos al margen frente a familias que no lo están pasando bien y que han sido más duramente afectadas”, dijo Nelson Ramírez, integrante del directorio de la CEC.

No solo electricidad

En tanto, el gerente general de la cooperativa, Alejandro Toledo, contó que “desde hace varias semanas que veníamos sintiendo la necesidad de estar presentes junto a nuestra comunidad y no solo llevando energía eléctrica de calidad a los hogares, sino también como una instancia de acercar un aporte, un pequeño aporte, para las familias que más lo necesitan. Es eso lo que nos ha motivado a estar, y estar aún más más cerca de nuestros socios, cooperados, de nuestras comunidades”.


Publicar un comentario

 
Subir