Iniciativas para mejorar el tema animal en Curicó fueron planteadas por representantes de algunas organizaciones animalistas al concejal Francisco Sanz. El encuentro surgió a raíz de denuncias por el mal funcionamiento del canil municipal y, específicamente, por la muerte de un perrito en ese recinto. Junto a eso, salieron a la luz una serie de malas prácticas del encargado del canil, el cual fue suspendido de sus labores por algunos meses, mientras se entregan los resultados de una investigación sumaria.

“Lo que queremos es que las personas encargadas de la administración del recinto sean otras, queremos un cambio”, indicó la colaboradora de la Fundación Paticorta, Paulina Bravo, quien agregó que la muerte del perrito dejó en evidencias malas prácticas que se vienen produciendo desde hace tiempo. Agregó que "queremos empezar a trabajar desde cero, con bases sólidas y, de esa manera, mejorar el ambiente animal en la comuna de Curicó para lo cual es importante contar con profesionales idóneos en el canil municipal”. En tanto, Marcela Díaz, de la Sociedad Protectora de Animales, hizo hincapié en la necesidad de que el recinto sea administrado por personal capacitado.

Implementar mejoras

El concejal Francisco Sanz valoró el encuentro y fue claro en señalar que se deben implementar mejoras en el canil municipal. “Son varias las organizaciones animalistas curicanas que están haciendo sus demandas en el tema animal, por lo que es importante que el municipio instale una mesa de trabajo que permita avanzar en este tema”,  aseveró. La autoridad puntualizó que la idea es promover el diálogo entre las agrupaciones y la Municipalidad. Sanz enfatizó  en que “tenemos que ver esto con sentido de futuro, abocarnos a implementar mejoras y la sociedad civíl animalista debe ser escuchada” .


Ordenanza

También la activista animal Paulina Bravo mencionó la molestia que existe entre las organizaciones por la tardanza en la promulgación de una ordenanza de tenencia responsable de mascotas. Esta fue trabajada por varias organizaciones con representantes del municipio por alrededor de un año. “En la ordenanza del 2006 se establecía la posibilidad que los perros fueran eutanasiados, tras permanecer algunos días en el canil; lo que no está permitido en la ley Cholito”, indicó. Una opinión similar expresó Marcela Díaz, quien aclaró que se desconocen las razones de porqué esta normativa no ha sido promulgada. “Esta ordenanza regulará diversas temáticas, dentro de las cuales está la alimentación de perritos en situación de calle”, puntualizó.

Ante ello, el concejal Francisco Sanz aseveró que "se debe cumplir con la ley Cholito, la que exige una ordenanza que regule este tema. Me parece grave que la ordenanza esté dormida por más de un año y convoco al alcalde Javier Muñoz a agilizar la promulgación de esta ordenanza”.

 

Publicar un comentario

 
Subir