Los restos de Norma Vásquez Soto, de 20 años, descansan en el cementerio parroquial San José de Linares. Durante todo el cortejo fúnebre, la comunidad mostró su pesar por la partida de la funcionaria policial, quien fue asesinada el sábado pasado y donde el presunto homicida sería un exsuboficial de la institución, quien mañana será formalizado por este hecho.

Muestras de cariño

La gente salió a las calles y mediante lienzos, aplausos y globos blancos dio a conocer su dolor por la repentina partida de la joven, quien había denunciado por abuso sexual al imputado en esta causa. Por tal motivo, la ciudadanía y su familia exigen el máximo rigor de la ley.


Publicar un comentario

 
Subir