La vida comunitaria no sucedería sin la participación de la comunidad en su conjunto;  se define   comunidad a partir de diferentes elementos que en un todo generan  la unidad común; dicho esto es  necesario reflexionar sobre la importancia que tiene la participación de los ciudadanos en el desarrollo de una comunidad.

La participación ciudadana en la toma de decisiones data y tiene sus trazos desde la época de la República de Platón, donde la libertad de expresión, el desarrollo de asambleas, el derecho al voto y la representación equitativa forman los pilares de la democracia, así, sin  participación no hay comunidad; sin comunidad no hay democracia y sin democracia no hay un verdadero desarrollo. Bajo este enfoque, la participación ciudadana es la sustancia  de la democracia.

La participación ciudadana es el componente esencial y determinante en el desarrollo de una comunidad, el análisis y la discusión como mecanismos de consenso para la toma de acuerdos dan el soporte a la participación ciudadana en el mejoramiento  de los asuntos de la comunidad. De esa forma, la ciudadanía se involucra en los asuntos públicos cuando se presentan algunas condiciones  o deficiencias que afectan la vida común (política, social, cultural o económica).Sin embargo, es importante puntualizar que la intervención ciudadana en los asuntos públicos debe ser legítima, organizada ,equilibrada y equitativa para que sea efectiva.

Nuestro voto no es suficiente. 



José Manuel Rodríguez Moraga

Profesor y comunicador social

Publicar un comentario

 
Subir