Un nuevo gallito de poder se registra por el desalojo de un grupo de personas que debieron abandonar un inmueble que estaban ocupando hace mucho tiempo de manera ilegal a la altura del 367 en la alameda Manso de Velasco, en la comuna de Curicó

El gobernador provincial, Roberto González, señaló que tras el trámite judicial “estas personas, una vez que fueron desalojadas, procedieron a instalarse en el bandejón central y están ahí desde el día de ayer (martes). Obviamente, junto a los enseres que ellos sacaron de esta propiedad”. La autoridad puntualizó que desde comienzos de año, esas personas fueron invitadas a participar del Plan Invierno que se implementó en la provincia. “Estas personas no estaban en situación de calle, eran Okupas que estaban haciendo uso de una vivienda privada acá en la comuna de Curicó”, aclaró. González agregó que “la ONG Alta Tierra, que es la administradora del Centro de Día, que forma parte de un programa del ministerio de Desarrollo Social, nos ha señalado que todas esas personas que fueron desalojadas pueden contar con alimentos, hacer uso de las instalaciones para que ellos puedan ducharse, cambiarse de ropa e, incluso, también se les ha dado la posibilidad de guardar algunos enseres”.


¿Faltó coordinación?

En tanto, su preocupación por el tema dio a conocer el alcalde Javier Muñoz. “Era muy necesario coordinar acciones sociales que permitieran ubicar a estas personas en otro lugar digno”,  y no haberlas sacado, dejándolas prácticamente “tiradas” al medio de uno de los principales paseos públicos de la ciudad, como lo es la Alameda. La autoridad comunal señaló que “lamentablemente aquí se ha desarrollado un desalojo judicial que si bien era necesario, dado a que hay que cumplir con la ley, pero nosotros hubiésemos esperado una coordinación desde el punto de vista social para poder abordar esta temática porque no tiene ningún sentido sacar a las personas de esta casa okupa e instalarla en el medio de la alameda Manso de Velasco de Curicó. Claramente aquí hay una falta de tino, una falta de coordinación y de preparación de toda una temática social que demanda una situación como esta. Yo estuve intentando hablar con el intendente regional. Hoy día le he dejado recado con su jefa de gabinete, también hablé con el gobernador de Curicó, quien quedó de darme una respuesta para ver cómo podíamos abordar en conjunto esta materia y no me ha dicho nada”.




Publicar un comentario

 
Subir