Se decretó la cuarentena en Curicó y el alcalde Javier Muñoz culpó de esa situación al intendente regional y a la seremi de Salud. El jefe comunal llamó a la autoridad sanitaria a exigir a las empresas tomar PCR a sus trabajadores para evitar más brotes de Covid en las agrícolas de la comuna y alrededores. "No queremos que esas zonas paren sus faenas porque es parte del trabajo que tienen que hacer muchas personas, pero sí que se fiscalicen", apuntó.

Respuesta

El intendente Juan Eduardo Prieto respondió con más fuerza. "Quien no ha cumplido con su gente es el alcalde de Curicó" y agregó que "el municipio dejará de recibir 130 millones de pesos por no haber ejecutado ni rendido gastos destinados a la pandemia y que se utilizaron parte de esos fondos para la compra de computadores, notebooks, licencias de software, entre otros", acusó.


Y qué dijo el otro

Muñoz rechazó las acusaciones de la máxima autoridad del Maule. "Le han informado mal o quiere desviar la atención del foco principal del problema", indicó. 

Esperemos que las autoridades dejen atrás esta pelea mediática y se concentren en parar los brotes de Coronavirus, situación que derivó en que hoy los curicanos tengan que confinarse todos los días. Recuerden que aún falta para las elecciones y que primero está la salud de la población.







 


Publicar un comentario

 
Subir