El prefecto (s), teniente coronel Cristian Fuentes, presidió la ceremonia de certificación de 27 funcionarios de las distintas unidades policiales de la provincia en la conducción de motos todo terreno y tránsito, los que fueron evaluados por un equipo especial del  Centro de Formación y Capacitación de Conductores de Carabineros de Chile.

Los funcionarios se perfeccionaron a través de diversas maniobras, circuitos y acrobacias, las que les permitirá llevar a cabo procedimientos policiales como persecuciones, detenciones en motocicleta y servicios de escolta.

Este periodo de capacitación no fue fácil, señaló en su discurso de término el prefecto (s), por ello felicitó a todos quienes aprobaron el curso, demostrando que en la provincia, “tenemos motoristas preparados para reforzar la labor, con una rápida respuesta en los procedimientos”. Agregó que es fundamental contar con funcionarios capacitados en el uso de la motocicleta debido a que este medio de transporte permite un menor tiempo de respuesta y reacción  ante algún hecho o procedimiento.



Habilidad

Para ser parte del curso, lo efectivos postularon y fueron seleccionados según calificaciones y rendimiento policial. Los escogidos, fueron entrenados y formados en más de dos semanas, en las cuales se realizaron evaluaciones constantes que iban eliminando a quienes no lograban las habilidades necesarias. Así, 27 funcionarios policiales pudieron ser aprobados.

El sargento primero Rodrigo Araya, del Centro de Formación y Capacitación de Conductores de Carabineros de Chile, con sede en Santiago, fue el encargado de evaluar a los motoristas.  Explicó que esta revisión y certificación final  se realizó en distintos lugares y rutas que presentaban calzadas, tierra y lomas, donde demostraron el conocimiento adquirido “y eso tiene un porcentaje  con las unidades que se evalúan que son destreza, tipo de frenado, circuito de viraje y reacción”.



Publicar un comentario

 
Subir