El esperado dispensador de dinero era un viejo anhelo de los vecinos y los turistas que visitan el litoral curicano, pues ahora tendrán la posibilidad de sacar plata de manera más cómoda evitando trasladarse a otro lugar. El cajero será de suma ayuda para las personas, las cuales tendrán efectivo disponible para activar el alicaído comercio de localidades como Iloca o Duao, que la han pasado mal con la pandemia.

Actividad

El tradicional corte de cinta fue encabezado por el subgerente nacional de municipalidades de BancoEstado, Matías Barrios. Además, estuvieron presentes varias autoridades regionales y municipales, quienes destacaron la nueva instalación que tuvo un costo de poco más de 23 millones de pesos, inversión que valió la pena.




Publicar un comentario

 
Subir