El consejero regional Pablo Chávez ha manifestado su preocupación por la situación que viven las pequeñas y medianas empresas del Maule. Sostuvo que las dos semanas de restricciones en el consumo de bienes y servicios que el Gobierno ha impuesto son trágicas para el comercio de la región. “Es imposible que los pequeños negocios minoristas puedan resistir medidas tan draconianas para la economía. El Gobierno debe apelar al autocuidado de los ciudadanos y hacer cumplir las restricciones, pero no enlodarle la responsabilidad a los negocios minoristas y familiares”, alegó.

Mala gestión

La autoridad señaló que el problema es que el Gobierno no ha tenido una conducción clara con respecto a la pandemia; pasos en falso, medidas que se informan y luego se retractan. "Eso tiene impacto en las personas y resta credibilidad en el discurso oficial”, dijo. En esa misma línea, agregó que “el escenario que hoy día tenemos es que variantes más contagiosas y agresivas del virus ya se encuentran circulando en el país por no haber cerrado las fronteras a tiempo. No hubo una comunicación de riesgo efectiva a raíz de la exitosa campaña de vacunación y hoy las personas menores de 60 años repletan las UCI, es decir, el Gobierno actuó mal y tarde; y las Pymes están pagando el precio”.

Respetar medidas

Pablo Chávez puntualizó que es importante que las autoridades hagan un esfuerzo por educar a la población, sobre todo a la más joven que aún no se vacuna y hacer respetar el estado de excepción. “Estamos en una situación crítica en lo sanitario, pero los negocios no son los focos de infección, el ministro (de Salud) lo dijo: nueve de cada 10 brotes son al interior de la casa. Es cierto, hay que evitar las aglomeraciones y eso es responsabilidad de cada ciudadano”, indico. No obstante, agregó que “las fiestas en toque de queda han sido mucho más catastróficas que hacer compras, ahí es donde se debe hacer respetar la ley vigente”.



Publicar un comentario

 
Subir