La candidata de la UDI Ivette Cheyre es una de las nuevas caras que tendrá el concejo municipal curicano. Se muestra entusiasta con el desafío de ayudar a mejorar la calidad de vida de la comunidad, especialmente, por los problemas derivados de la crisis sanitaria.

Reconoció que poco a poco le está tomando el pulso a lo que será su puesto. “Primero es conocer el concejo y ya nos hemos juntado los cuatro nuevos concejales con el alcalde. Lo otro salir a la calle y empezar a ver, uno es la pandemia, cómo la solucionamos. Además de reactivar el comercio, de ver lo que necesita la gente, escuchar”, acotó.

Sobre su trabajo de fiscalizar las decisiones que tome el concejo junto al alcalde, la nueva concejala precisó que está lista para eso. “Por profesión soy fiscalizadora, soy contador auditor. Así que por defecto voy a estar fiscalizando siempre”, aclaró.

Buena señal

Cheyre calificó como positivo que en los últimos comicios se haya elegido a personas nuevas, pues eso le hace bien al país. “Es bueno renovar, pero la experiencia también en buena. Tenemos la mitad de renovados y la mitad de antiguos y va a ser  una buena mezcla”, apuntó.

Por último, la abanderada de la UDI les envió un mensaje a los habitantes de Curicó. “Que se cuiden, que salgamos, pero con precaución y que mi Facebook, Instagram, mi teléfono están abiertos para sus necesidades y espero y me comprometo a hacerlo lo mejor posible”, indicó.



Publicar un comentario

 
Subir