Se trata de un trabajador que contaba con autorización para acceder a taller de aluminios del penal, quien usando ese permiso ingresó cocaína y chips de celulares.

Sin embargo, el actuar atento y vigilante del cabo segundo Daniel Bravo, quien cumple funciones como encargado (s) del Centro de Educación y Trabajo del Centro de Cumplimiento Penitenciario de la capital regional, permitió detener al sujeto, quien fue sorprendido entregando un envoltorio  a uno de los internos que trabaja en dicho taller.

Posteriormente se entregó la evidencia al oficial de turno, quien constató que se trataba de una bolsa de nylon transparente contenedor de sustancia sólida color blanco, y 10 chip de celulares

Cabe señalar que  la Empresa Aluminios del Maule y Gendarmería, mediante un convenio materializado hace años, mantienen un taller de estructuras metálicas al interior del penal que busca aportar en la reinserción laboral de los privados de libertad.

Reacción

El director regional de Gendarmería, coronel José Luis Meza Guajardo, puntualizó "que esto es un hecho aislado y seguiremos trabajando por la reinserción laboral con Aluminios del Maule, así como con otras entidades privadas o públicas que quieran aportar en esta misión tan relevante para nuestra Institución”.

Se informó al fiscal de turno de los hechos, quien instruyó la presencia del OS-7 de Carabineros de Chile, a quien se le entregó lo decomisado, informándoles, que tras las pruebas de campo, la sustancia encontrada  era clorhidrato de cocaína (51.2 gramos).

 



Publicar un comentario

 
Subir