Felices están los comerciantes curicanos, especialmente los locatarios del centro, con el anuncio de que este lunes 5 de julio la comuna pasa a Preparación tras angustiantes y largos confinamientos.

El presidente de la Cámara de Comercio de la ciudad, Víctor Dacaret, aseguró que esta situación obedece a que la gente entendió y comenzó a respetar las medidas preventivas decretadas por la autoridad sanitaria. “Hay que rescatar la responsabilidad en el cuidado que, paulatinamente, mostró un número cada vez menor de contagiados”, dijo.

Agregó que también influyó “la excelente campaña del departamento de salud municipal en su labor de vacunación con un total de 87 por ciento en 1 dosis y un 70 por ciento en segunda dosis, lo que habla muy bien de ese equipo”.

A no descuidarse

Víctor Dacaret puntualizó que de todos depende que la pandemia se mantenga controlada en Curicó, por lo cual llamó a no relajarse. “No debemos tomarlo con un sentido de libertad, es un premio a la responsabilidad y debemos continuar con la disciplina del autocuidado en higiene y aforo”.

El presidente de la Cámara de Comercio de Curicó sostuvo que “nos falta restar el toque de queda para alivianar la carga del sector gastronómico, sin lugar a dudas el más afectado en medio de la crisis sanitaria.



 

Publicar un comentario

 
Subir