Un mes se cumplió de la muerte del menor de solo 1 año de vida Alan Becerra Gajardo, a quien se le inoculó de manera endovenosa 5 centímetros cúbicos de  leche lo que le provocó su deceso en la unidad de Pediatría del hospital de Curicó. Desde un comienzo la interrogante ha sido ¿quién le inyectó ese líquido mortal? Hasta ahora, la principal sospechosa es la madre del pequeño Ana María Gajardo, quien ha negado su participación en el hecho, culpando directamente a algún funcionario del recinto asistencial.

Investigación sigue su curso

Fuentes judiciales y policiales señalaron a www.curicosincensura.com que la investigación a cargo del fiscal Andrés Gaete va bien encaminada y que de aquí a fin de mes debería estar más o menos claro quién está tras la muerte del bebé. Al igual que al principio del caso, todo apunta a la responsabilidad de la madre, quien aún no ha sido interrogada, diligencia que tiene que realizar la PDI de aquí a fin de mes, plazo fijado para eso. Por tal motivo, la declaración de la mujer será clave. Trascendió que extrajudicialmente habría reconocido que ella inoculó a su hijo. Habría una enfermera que avala esa hipótesis y cuyo testimonio sería esencial para una eventual formalización.

Acciones legales

No obstante, la familia del menor asegura que el hospital tuvo al culpa y que trataron de esconder el tema, pues ni siquiera pusieron los antecedentes a disposición de la fiscalía como corresponde y que terminó con el bochornoso episodio cuando retiraron el cadáver del menor desde su velorio para llevarlo al Servicio Médico Legal. No hay que olvidar que hace pocas semanas, Ana María Gajardo encabezó la presentación de una querella criminal en contra de todos quiénes resulten responsables en la muerte de su pequeño.
Habrá que esperar algunos días para que se esclarezca este caso que está sin culpables...hasta ahora.

Intencionalidad

Lo otro que deberá determinar el fiscal Andrés Gaete es si estamos frente a un homicidio o un cuasi homicidio, es decir, si hubo o no intención de provocar daño en el menor. La investigación está todavía en proceso y las diligencias de esta semana son claves para descifrar esas interrogantes. Lo único claro es que alguién actuó mal y debe responder por ese acto mortal.




Publicar un comentario

 
Subir