Complicado se está poniendo el conflicto judicial entre la ex directora del Daem, Irene Cortés, y la municipalidad de Curicó por el no pago de una millonaria indemnización por "despido injustificado". La justicia determinó que la municipalidad debía pagar más de 500 millones de pesos a Cortés y la deuda aún se mantiene. De hecho, con los intereses, esa cifra ya se acerca a los 570 millones. A pesar de la gravedad del asunto, hasta ahora el municipio no se ha referido sobre el tema.



Orden de detención

Según fuentes ligadas a esta causa, el primer cobro se pidió el 27 de enero pasado y no pasó nada. Por tal motivo, presentaron una nueva petición, la cual expiró el sábado pasado. Ante los nulos resultados de sus acciones legales, la defensa de la ex funcionaria pidió por segunda vez (la primera el tribunal no accedió) la detención del alcalde Javier Muñoz.



Publicar un comentario

 
Subir