El triunfo por 5 a 2 sobre Cobreloa despejó muchas dudas al interior de Provincial Curicó Unido, que se mantiene puntero con 39 puntos, 3 más que San Marcos de Arica, y con un partido menos, es decir, puede sacarle hasta 6 puntos a su más cercano escolta. La "boleta" ante los loínos remarcó elementos que hacen soñar con un retorno al fútbol grande.

Fuerte de local

Tras algunos encuentros donde se regalaron algunos empates, en la puerta norte del Maule, el cuadro tortero se hizo imbatible en el estadio La Granja. Si se quiere mantener la punta se debe asegurar de a 3 en casa y mantener lo más posible el invicto en el torneo.



Camarín fuerte

Luego de la renuncia de los hermanos Díaz, muchos pensaron de que habían algunos "ruidos" en el plantel. Sin embargo, el buen manejo del entrenador Luis Marcoleta apunta a que los jugadores se centren en lo más importante que es seguir luchando por el título y el ascenso. Por lo tanto, el caso Díaz fue algo puntual y quedó en el pasado.

Repuntar en la adversidad

Cuando se iba 0-2 ante Cobreloa, no faltaron los "chaqueteros" de siempre que comentaron que Curicó Unido empezaba a flaquear y que sus jugadores no tenían el fútbol, la jerarquía ni la fuerza mental para remontar. El 5-2 final fue un tapabocas para todos esos críticos de momentos.




Publicar un comentario

 
Subir