Tras una condena generalizada por parte de la municipalidad, la comunidad y autoridades varias, solo 100 Unidades Tributarias Mensuales (UTM) deberá pagar como multa la empresa Dimensión. Así lo estableció la Seremi de Salud que investigó la responsabilidad de la firma en el hallazgo de urnas y lápidas abandonadas en la ribera del río Lontué y que pertenecían al cementerio municipal de Curicó. El sumario calificó que el actuar de Dimensión fue irregular, pues se depositaron residuos en un lugar "no autorizado", por lo que deberá pagar alrededor de 4 millones 700 mil pesos.


Fuera de toda norma

El encargado de la oficina provincial de la Seremi de Salud, Patricio Fuentes, dijo que acá hay una sola responsable. "Está claramente comprobado que fue la empresa Dimensión la que cometió la infracción y no el cementerio. Eso quedó todo constatado", sostuvo. El profesional afirmó que ese actuar no es para nada común, pues hay un protocolo sobre el destino de los residuos.



La ha "sacado" barata

No hay que olvidar que la municipalidad multó a la empresa con 30 UTM (1 millón 400 mil pesos), es decir, la gracia le ha salido más que barata, aunque todavía no puede cantar victoria, debido a que está en pleno proceso la redacción de las bases para la licitación de la basura en Curicó. No hay que olvidar que, por ejemplo, el concejal Francisco Sanz ha planteado que hay que estudiar muy bien las ofertas y tener presente la anomalía en que incurrió Dimensión.

 

Publicar un comentario

 
Subir