En el juzgado de Garantía de Talca se interpuso una querella criminal por apropiación indebida en contra de quienes resulten responsables de, supuestas, irregularidades al interior de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de la capital regional. . La acción legal fue presentada por la presidenta de la comisión revisadora de cuentas, Clara Román, quien es también presidenta de la junta de Vecinos Nuevo Abate de Molina. La acompañaron los dirigentes sociales Mario Torres y Filomena Díaz.

Posible delitos

La asesoría jurídica corrió por cuenta del abogado y candidato a diputado por el distrito 17 Fernando Leal, quien señaló que "existen diversas irregularidades financieras que se dan cuenta en la querella que tienen que ver, principalmente, con dinero faltante, por compra venta de vehículos que no se ven respaldados los dineros y los ingresos en ninguna parte. La comisión revisadora de cuentas no pudo hacer su tarea en forma adecuada porque el presidente Eduardo Hernández junto a su tesorera bloquearon toda posibilidad de hacer el trabajo como correspondía".

Abuso del cargo

El profesional precisó que "se pidió una auditoría externa, la cual fue aprobada por la asamblea, sin embargo, una vez más la directiva impidió que se concretara. Por lo tanto, podrían existir hechos que revisten carácter de delitos", apuntó. Por tal motivo, Leal dijo que quieren que se investigue a fondo, pues este caso es de la mayor gravedad donde dirigentes sociales están actuando poco transparente y abusando del cargo que ocupan.




Publicar un comentario

 
Subir