Tristeza me causó el hecho de conocer la noticia de discriminación hacia unos ciudadanos haitianos en el Mall Vivo de Los Trapenses de La Dehesa, barrio alto de nuestra capital. Tristeza porque fui inmigrante por más de 10 años en diversos países, principalmente Brasil e Italia, amo a estos países y su gente, tuve la oportunidad de estudiar y salir adelante, porque mi país CHILE no me dio esa oportunidad en aquella época, hoy el panorama con relación a los estudios superiores ha cambiado mucho para bien.

Mi padre falleció cuando yo tenía 14 años y mi madre, gran mujer, quedó viuda con 42 años y 4 hijos, conocí el rigor del trabajo desde muy joven, "trabajar y estudiar" (principios de mi padre), a los 14 años fui Junior, luego vendí ollas, fui cargador, encarpador y chofer de camiones en las temporadas de la fruta en los fines de los '70  y un gran etc. de trabajos que realicé, nunca pedí limosna, siempre me pareció un acto de auto humillación que no es necesario, siempre hay trabajos dignos para realizar y siempre trabajé, hasta la fecha.

Hace 35 años con sólo 20 de edad, decidí tomar una mochila y partir, me fui con US$ 50.- (cincuenta dólares) un aproximado hoy de $100.000, un pasaje en bus a Buenos Aires y un gran sueño, que era llegar a Italia, fueron años muy difíciles, sobre todo los primeros tres, porque a diferencia de quienes creen que es fácil irse de su tierra en  busca de un futuro, tengo que decirles que es muy difícil!!! También fui discriminado en España y en Italia mismo, pero también conocí gente maravillosa y surgieron oportunidades que aproveché al máximo, logré una beca ONU en Roma, y el  sueño con el que partí algunos años antes, se hizo realidad, conocí de todo, pero me quedo con tanta gente maravillosa de distintas razas, con algunos de ellos mantengo contacto hasta hoy, el padrino de mis hijos es brasilero y gran amigo después de más de 30 años, hice un gran viaje, he estado en más de 40 países, aprendí idiomas, otras culturas e hice grandes amigos. Agradezco la posibilidad de que hayan sido parte de mi vida, el "Universo" y estos países fueron generosos conmigo.

A mis compatriotas les digo que NO ES FÁCIL SER INMIGRANTE, es cierto que deben haber políticas claras de inmigración, pero también es cierto que la inclusividad y el intercambio cultural enriquecen mucho. Mi deseo a esos inmigrantes que vienen a mi país a trabajar, estudiar, en fin, a aportar, es que tengan el mayor éxito posible, y a los extranjeros con malas costumbres, a esos no les doy la bienvenida a nuestro país, así como a los chilenos que son ladrones internacionales no se los quiere en otros países, porque tampoco es fácil ser chileno en Europa donde hay tanto chileno ladrón y en alguna oportunidad fui mal tratado por el solo hecho de ser chileno.

Somos todos seres humanos, hermanos en esta isla poblada llamada "Planeta Tierra". Un abrazo de bienvenida a nuestros hermanos inmigrantes que vinieron a aportar, a surgir, a sentir nuestra tierra como propia.



José Luis Rojas
Psicólogo e Hipnoterapeuta
www.hipnosalud.cl




Publicar un comentario

 
Subir