La tradicional celebración estará a cargo de la empresa Hong Kong Rengo, la cual se adjudicó el llamado del municipio y que lanzará los fuegos artificiales desde el cerro Carlos Condell en los primeros minutos de 2018. Para evitar cualquier percance, se han adoptado todas las medidas de seguridad necesarias como humedecer la zona aledaña o desmalezar por los peligros de incendio. Además, habrá camiones aljibes y voluntarios de bomberos.


Cielos iluminados

Según el contrato, se lanzarán al menos 1500 tiros de alta calibre y los fuegos serán de distintas alturas, por lo que se podrán ver de varios puntos de la ciudad. Se estima que el evento pirotécnico se extenderá entre 20 y 22 minutos. La empresa a cargo tiene 30 años de experiencia y son responsables también del espectáculo de la Torre Entel en Santiago.


Publicar un comentario

 
Subir