Se trata de Máximo Villar González, de 56 años, quien se desempeñaba en la central de Comunicaciones de la primera comisaría de Curicó. El profesional se quitó la vida con un escopeta al interior de su domicilio particular, ubicado en el pasaje Los Huertos de la villa Rauquén, en la comuna de Curicó.

Problemas sentimentales

Según fuentes cercanas a la investigación, el funcionario se habría quitado la vida tras sostener una discusión sentimental. El hecho se produjo esta madrugada y en el lugar se constituyó personal de la Brigada de Homicidios de la PDI y el fiscal de turno Felipe Novoa.




Publicar un comentario

 
Subir