Ni en el mejor guión de una película de acción o terror había presentado antecedentes tan oscuros como los aparecidos en la búsqueda de la niña de 11 años, quien está perdida del viernes pasado con un hombre de 31 que aparece, hasta ahora, como un peligroso secuestrador, pues tiene antecedentes por delitos de carácter sexual. Pero como la realidad supera a la ficción, el fiscal regional, Mauricio Richards, sorprendió con un dato que podría tener un vuelco en la investigación.



Víctima de abusos

La máxima autoridad del ministerio Público del Maule afirmó que hay un proceso judicial vigente por una denuncia de abuso sexual en contra de Emelyn Canales cometida por un tío político. "Tenemos una investigación donde la niña es víctima. Hay personas que fueron formalizadas. Es una denuncia de abuso sexual y hay una preparación de juicio oral en unos días más".


¿Rapto o escape?

Con esa información se ha dado pie para pensar en varias hipótesis alternativas. Por ejemplo, no es descabellado pensar que la menor haya escapado por el drama que le ha tocado vivir o ¿si hay algo más de amistad con su, supuesto secuestrador?. Ahora el caso da para todo, pues la mamá no quiso en un primer momento que se diera a conocer el abuso de su propia hija, hecho acaecido el verano de 2016 en Temuco y meses después fue abusada en su casa de Licantén.

Publicar un comentario

 
Subir