Hace casi un mes que el pequeño Vicente Iturriaga Rodríguez, de 10 años, está tomando diariamente 100 milímetros del denominado "Aceite de Lorenzo", con el cual debería frenar en parte la adronoleucodistrofia, la cual no tiene cura en la medicina tradicional y que se caracteriza por la cantidad excesiva de grasa que se acumula en el cuerpo, provocando daños en el cerebro que derivan en problemas sensoriales, motores, de la vista y el habla. Tras varios meses de tramitación, el 29 de marzo pasado llegó a Curicó en anhelado aceite milagroso. La madre del menor, María Rodríguez, afirmó que el remedio alternativo ha provocado cambios muy importantes.
"Aquí estamos tirando para arriba. Si Vicente antes no se movía y estaba rígido, ahora se mueve para todos lados. Su ánimo a mejorado mucho también", dijo. Pero lo que la tenía más contenta es que los avances en su hijo fueron corroborados por un doctor. "Lo encontró súper bien. Dice que es efectivo el aceite y que en poquitos días hay pequeños logros, pero que para su enfermedad son muy grandes".
No hay que olvidar que antes de que arribará a Chile el medicamento desde el extranjero, Vicente estaba muy mal, por eso agradeció las gestiones realizadas por el concejal Francisco Sanz, quien contactó a un amigo que tiene una empresa que trabaja con la aduana y se agilizó el tema.








A reunir fondos

No hay que olvidar que los cinco litros del denominado "Aceite de Lorenzo" tienen un costo que supera el millón 630 mil pesos y que solo dura para un mes y medio de terapia. Es por eso que la familia del menor está organizando un nuevo evento a beneficio para comprar una nueva partida del producto. María Rodríguez puntualizó que le quedan solo cinco botellas de medio litro, por lo cual debe encargar más. "Hay un bingo el 3 de junio en el gimnasio del Estadio La Granja". Desde ya toda la comunidad que ha seguido este caso humano y que se ha conmovido está invitada a dar una nueva mano a Vicente, quien poco a poco está saliendo adelante.






Publicar un comentario

 
Subir