El anuncio lo hizo esta mañana el director del centro asistencial, doctor Jorge Canteros, quien señaló que hay dos sumarios internos en curso y, además, se hará una investigación externa para dilucidar que pasó con Estefanía Cabello Ponce, de 22 años, quien perdió la vida tras extirparle el útero que quedó en malas condiciones debido a un aborto con cinco meses de gestación. No hay que olvidar que su círculo cercano estimó que estábamos frente a una negligencia médica.


Riesgos

La máxima autoridad del hospital precisó que la paciente estaba en un estado crítico, situación que era conocida por su familia. En ese contexto, el profesional recordó que la joven presentaba un cuadro de desnutrición que, obviamente, influyó en que tuviera menos defensas a la hora de enfrentar una infección generalizada, la cual finalmente terminó con su vida. 

Publicar un comentario

 
Subir