Una desagradable sorpresa tuvieron esta madrugada los trabajadores de la empresa Sherwin Williams, ubicada en la intersección de avenida Camilo Henríquez y calle Membrillar, en la comuna de Curicó. Los delincuentes entraron al recinto tras romper la reja de la entrada. Se presume que usaron herramientas especiales y que escaparon en un vehículo que los esperaba en las cercanías.



Botín millonario

Gracias a un llamado telefónico, llegó personal de carabineros, el cual detuvo a un delincuente que se aprestaba a huir con las especies sustraídas que fueron avaluadas en cerca de cinco millones de pesos. Además, de pérdidas importantes en el recinto como la reja metálica y mobiliario interior, donde destaca una caja fuerte, la cual no pudieron abrir.


Publicar un comentario

 
Subir