El drama familiar se produjo entre 2013 y 2016 y la pequeña víctima tenía entre ocho y nueve años. Tras dos días de alegatos, el Tribunal Oral en lo Penal de esta ciudad determinó la culpabilidad del acusado, quien siempre negó lo denunciado en su contra. La fiscal especializada en Delitos Sexuales, Carmen Manríquez, señaló que estamos frente a una situación grave, pues la víctima es una menor de 14 años y los ilícitos fueron varias veces. "En que el padre habría violado y abusado de su hija durante, aproximadamente, tres años. Luego de la prueba rendida en estos dos días de juicio, el tribunal logró la convicción, a través de la prueba de cargo, de que los hechos habrían ocurrido de la forma señalada por el ministerio Público en su libelo acusatorio", dijo.


Dura condena

Carmen Manríquez aclaró que no se pudo acreditar la reiteración de los delitos, pues es muy complicado que la víctima recuerde los días exactos. "El padre habría abusado en una serie de oportunidades respecto de su hija. "El tribunal estimó que los hechos eran constitutivos del delito de abuso sexual y violación en carácter de continuado (no es lo mismo que reiterado)". Sin embargo, la profesional del ministerio Público sostuvo que el padre arriesga una dura sentencia. "Por la pena de abuso sexual una pena mínima de cinco años y un día que deberá cumplirlos en la cárcel. El imputado declaró negando los hechos y no cooperó con el esclarecimientos de los hechos y por la violación tres años y un día en adelante", apuntó.


Publicar un comentario

 
Subir