El hecho se produjo pasado el mediodía de ayer al interior del fundo “Santa Teresa, Hijuela 2”, ubicado a la altura del kilómetro tres coma cinco. El insólito hallazgo fue realizado por el cuidador del predio, quien manifestó a la policía que sorprendió a un perro con un feto en el hocico de, aproximadamente, siete meses de gestación, sin su cabeza. 

Diligencias

Tras sitiar el sitio del suceso, el cadáver fue remitido al Servicio Médico Legal, SML y el fiscal de turno instruyó diligencias a efectivos de la Brigada de Homicidios de la PDI.  Una de las dudas que deben ser dilucidada es si el feto era de término o estaba aún en gestación. Por eso serán claves las pericias que se efectuarán en el SML.



Publicar un comentario

 
Subir