El miércoles pasado,  el concejo municipal fue el escenario donde el concejal Francisco Sanz emplazó al alcalde de Curicó, Javier Muñoz, a dejar de hacer campaña a diputado y que se centrará en su cargo para el cual la gente lo eligió. En ese sentido, lamentó que estuviera ausente cuando se iba a tocar el punto sobre la aprobación de la nueva planta municipal. "Es un llamado de atención con fuerza porque teníamos que aprobar la ley de planta municipal, algo que sucede cada 30 años. Por lo tanto, esto tenía que tener la mayor seriedad posible y era el momento en que todos estuviéramos presente y el alcalde se ausenta del concejo para ir a un punto de prensa del hospital", indicó
Francisco Sanz precisó, en la instancia, que la máxima autoridad está más preocupada de las luces de las cámaras que de otra cosa y aclaró que siempre quiso votar en favor de la ley de planta municipal
"Nunca quise boicotear, sino que todo lo contrario. Respaldé esta moción del alcalde, solo quería una segunda discusión para darle tiempo al alcalde que al final llegó", sostuvo.

SEPARAR LAS COSAS

El concejal Jaime Canales respaldó el reclamo del Francisco Sanz y le recomendó a Javier Muñoz a centrarse en el trabajo municipal. "Fue una falta de respeto a la gente que estaba interesada en el tema. El alcalde tiene que separar dos cosas. Una su candidatura a diputado y la otra ser alcalde. Se ausenta prácticamente todos los días martes del concejo. Que se dedique a ser alcalde por los cuatro años que fue elegido y después va a tener un año para hacer campaña política", apuntó.
Más allá de esta polémica, el concejo municipal aprobó la nueva planta municipal con el respaldo de todo el concejo, incluído, el alcalde.



Publicar un comentario

 
Subir